BIOGRAFIA
a cura di
Martha Luisa Montes Pawlovsky view profile

Me llamo Alessandro Stefano Bertolini, nacido en Milano el 6 de mayo de 1959.

Ya, con esta simple linea podria escdbir una historia.

Mis abuelos estÓn verdaderamente en todos mis documentos oficlales, en el DNI, tarjeta de trabajo, pasaporte, permiso de conducir; recuerdan los nombres de bautismo de mis dos abuelos, paterno y materno. Una vez, asý era la usanza y yo he sido fortunado porque sus nombres siempre me han gustado. He conocido chavales que no han tenido mi suerte y se avergonzaban del nombre que les dieron sus padres el dýa del bautismo.

El apellido parece qua provenga de la provincia donde trabajo. Sondrio, donde existen muchos hom˛nimos, de apellido y nombre. Nunca, primero en al colegio y despuÚs en la universidad, he encontrado alguien qua se llamase como yo. En cambio en la provincia de Sondrio hay tantos. Tal vez mis origenes lejanas sean de esta tierra y yo, como Ulises ha regresado por trabajo despuÚs de generaciones, a la Itaca de mis orýgenes. QuizÓ la ¨nica cosa que me haya hecho conocido en el mundo ha sido la homonomia con una industria de golosinas. Si hubiera sido pariente de ellos habrýa realizado algo diverso en la vida.

En realidad una týa abuela, hermana de mi abuelo paterno, sostenýa cuando era en vida, qua tendrýamos almenos siete generaciones milaneses antes de ella. En aquel tiempo, no le daba peso, mientras hoy, si fuera viva, le harýa citar todos los nombre de los antepasados, uno por uno para escribir algo sobre ellos.

La querida týa Emilia juraba que nosotros los Bertolini Úramos rnilaneses DOC. De este echo me siento orgulloso, aunque si ninguno de mis tres hijos ha nacido en Milano y por mi culpa he roto esta tradici˛n de muchos siglos. No tengo hijas mujeres.   ┐QuiÚn sabe si mis futuros nietos regresarÓn a la tierra alabada por mi týa Emilia? Yo lo espero.

El c˛digo fiscal evidencia qua soy milanÚs de nacimiento, porque la desinencia F205 al final de los 16 carÓcteres identifica los nacidos en la Municipalidad de Milano. Ser un F205 significa ser parte de una escuadra y cuando veo al c˛digo fiscal de alguiÚn busco la fecha de nacimiento para saber si es mi coetaneo y la municipalidad donde se registr˛ para ver si es mi paisano. Es hermoso dar del paisano a alguien, sobre todo cuando se le encuentra lejos de la ciudad.

A seis a˝os dejÚ Milano para transferirme con la familia en el Hinterland, en Bollate, donde estudiÚ las escuelas primaria y media. Mis padres compraron la casa en la provincia porque costaba menos y por esta raz˛n perdý la ciudadanýa milanesa. A¨n ahora la familia vive allý en Bollate, donde se ha casado y vive mi hermana, a dos pasos del prado en el que vivimos nuestra infancia de juegos. Soy el ¨nico qua ha emigrado y abandonado su tierra por trabajo.

Durante mi infancia ha tenido týos que se han comportado no s˛lo como tales y por ello los considero como segundos padres. Los týos no tenýan hijos y mi hermana y yo fuimos para ellos mÓs que sobrinos. Gracias a esta familia agrandada tuve la posibilidad de estudiar porque los gastos no eran pocos y parte de ellos recaýan sobre los týos. Mantaner los estudios de un chico hasta los 24 anios, es un costo de importancia que en una familia puede ser tal vez insostenible.

Los estudios superiores (Liceo), los frecuentÚ en Milano, porque no habýan en Bollate. Los viejos Ferrocarriles del Norte me llevaban, con el mitico tren de las 07.14 a.m. hasta la Plaza Cadorna y de allý a piÚ rapidamente, llegaba al Regio Liceo Ginnasio Alessandro Manzoni. Lo concurrýa en plena Úpoca republicana, la madurez la hize en 1978 pero el viejo Liceo era rico de recuerdos del pasado con simbolos reales en las perchas de madera y con la escritura real en la entrada. La primera vez que entrÚ sentý aquel aire de nostalgia y tradici˛n. que no he vuelto a sentir en otras ocasiones.

El Liceo Manzoni me gust˛ a primera vista y fuÚ para mý, palestra de vida y sacrificios. LogrÚ hacer la madurez sin tropezar, pero fuÚ fatigosa e intensa que a˝os despuÚs sonaba que tenýa qua repetirla, porque aquella sostenida venýa declarada invÓlida. Un ýncubo, aunque si mi Liceo probablemente fuÚ mÓs leve de lo que no hubiera sido para las generaciones precedentes a la mia. En los a˝os 70 hubo una plena disputa de parte de los estudiantes, habýa mucha violencia y protesta. El a˝o de la madurez fuÚ el mÓs negro para la rep¨blica. a causa de los ataque muy cruentos a la Instrucci˛n por parte del terrorismo.

Fueron a˝os de sufrimiento y lÓgrimas que han entrado por derecho en la historia de la Italia moderna.

El pequeno Alessandro Stefano pas˛ indemne a los sacrificios de la escuela y a los momentos peligrosos de la protesta, porque uno que venýa de la periferia, se quedaba el minimo indispensable para estudiar.

En la Universidad escogý Medicina, en la Estatal de Milano. Me graduÚ con el voto de 110 y elogio, el 17 da octubre de 1984 y mas tarde, en dos especlalizaciones; Medicina Interna (1989) y en Oncologia MÚdica (1994).

En 1987 iniciÚ mi carrera en el Hospital de Chiavenna (So) en Medicina General. En 1997 me transferý en la reciÚn nacida Oncologia del Hospital de Sondrio y me quedÚ hasta el 2001. Desde el 2001 hasta el 2004 tuve una gran ocasi˛n de crecimiento profesional en la querida Milano. Oncologla MÚdica del Fatebenefratrelli, dirigida del grande Alberto Scanni. Fueron a˝os de duro empeno y gran prÓctica profesional, con colegas capaces y un lider que fuÚ un verdadero maestro de profesi˛n. De Úl aprendi el duro oficio del Primario.

Al final abandonÚ definitivamente la ciudad, porquo ganÚ el concurso de Primario para el Hospital de Sondrio. Hoy este titulo ya casi no existe, o se usa s˛lo para hacer entender quien dirige un reparto, mientras el týtulo propio es Director de Estructura complexa.

Desde marzo del 2004 soy Director de Oncologia MÚdica en el Hospital de Sondrio y desde el 2006 Director del Departamento Oncol˛gico, primero como dependiente del hospital y despuŔs desde el 2009 de la Provincia (DIPO).

Desde el 1991 estoy inscrito en la Asociaci˛n Italiana de Oncologia MÚdica (
AIOM) y
desde el 2004 en la Arnerican Society of Clinical Oncology (
ASCO). He formado parte
de la Direcci˛n Regional AIOM casi ininterrumpidamente desde el 1996 a hoy. Desde el 2004
soy miembro del Colegio italiano de primarios oncol˛gicos mÚdicos de hospitales
(
CIPOMO) y miembro de la Junta Directiva Nacional desde mayo del 2009.

No tengo pasatiempos particulares, porque tengo dos trabajos que me ocupan totalmente y los desenvuelvo con absoluta abnegaci˛n: el MÚdico Onc˛logo y el Escritor. Del primero ya les hablÚ sintÚticamente, del segundo quisiera precisar que lo desarrollo s˛lo para mý, no para vivir de Úl, ni ganar. Nuestra sociedad estÓ llena de escritores, cantantes, poetas y pintores. EstÓ formada de demasiados artistas que es imposible
emerger a¨n ellos tengan talento o ganas de ponerse en discusi˛n, ofreciendo su propia arte al exÓmen del pr˛jimo. Yo no soy presumido. conozco mi capacidad y me limito a invitar a leer lo que escribo a conocidos, recibiendo encambio apreciaciones sinceras.

Escribo para mý, s˛lo por diversi˛n y no siento pena si no logro el suceso qua no busco.

ôUn mÚdico diversamente de un politico o de un actor, viene juzgado s˛lo por su paciente y de sus colegas mas cemanos. es decir a puertas cerradas, de hombre a hombre.
(La insostenibie ligeresa del ser, Milan Kundera).


Vivo con mi familia en
Colico, provincia de Lecco, sobre el lago de Como.

Para ýl, es un lugar bellýsimo, y me dÓ la sensaci˛n de una eterna vacaci˛n.